#Ahora

Pymes respaldan a medias a Macri y critican juicios laborales

El Presidente denunció la existencia de una “mafia” de abogados y jueces que sentencian contra las empresas y aseguró que eso no les permite sobrevivir. Desde la UIA tildaron al sistema de “perverso” y el titular de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas reconoció que “son un problema”

Desde la Unión Indsutrial Argentina (UIA) tildaron al sistema de “perverso” y las pymes admitieron que las demandas de los trabajadores “son un problema”.

Sin embargo, el titular de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas (Apyme), Eduardo Fernández, aclaró: “Es la situación socioeconómica la que determina que las fábricas cierren o estén en dificultades; no es por un juicio laboral”.

Macri denunció el lunes la existencia de una “mafia de los juicios laborales” y apuntó contra un “grupo de estudios” de abogados y “un grupo de jueces minoritario laboralistas, conducido por (Héctor) Recalde”, jefe del bloque FPV-PJ en Cámara de Diputados.

“En el último año y medio, $10.000 millones se han distribuido a través de este mecanismo. Cada vez que cada uno de esos malos abogados, ligados a esos malos jueces laborales, como (Enrique) Arias Gibert y (Graciela) Marino (integrantes de la Cámara Nacional del Trabajo), logra una sentencia que condena a una Pyme a cerrar y ese empleado consigue eso, de lo cual gran parte se llevan los abogados, le saca el trabajo a unos 10 o 12 empleados que tenía esa pequeña Pyme, que no sobrevive”, completó el jefe de Estado desde el atril de la Casa Rosada.

“Ha generado profundas reformaciones tanto en el campo de los riesgos de trabajo donde los accidentes de los días lunes o el reclamo por incapacidades son muchos mayores que los instaurados a nivel internacional y generan una industria del juicio que es innegable”, respaldó este martes el vicepresidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja.

Explicó que se generó “un sistema perverso de multas a favor del que reclama, aunque haya consentido durante años supuestas anomalías”, y afirmó que no cree que “el camino de la protección del trabajador vaya por ahí”.

“Cuanto más rígido es el sistema para contratar, se generan menos empleo, menos consumo y menos bienestar social y se mantienen los niveles de pobreza. Hay que buscar fórmulas que protejan, no hay que borrar la legislación laboral. No hay peor borrada laboral que tener 30% o 40% de informalidad”, advirtió.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: