#Ahora

Así se recordó el 2 de Abril, en Puerto Madryn

Como cada 2 de abril la ciudad de Puerto Madryn colma la plaza al pie del Monumento para rendirle homenaje a los Caídos y a los Veteranos de Guerra. Hoy al conmemorarse el 36° aniversario del inicio de la guerra por la recuperación de la Islas y más aún por ser el Día del Veterano y de los Caídos en Malvinas.
El Intendente Ricardo Sastre presidió la ceremonia junto a los integrantes del Centro de Veteranos de Guerra de Puerto Madryn, protagonistas vivos de esta fecha tan cara a nuestros sentimientos. Como cada año, una emotiva ceremonia en el monumento que rinde homenaje a los jóvenes héroes de aquella gesta: “A 36 años de una guerra que sigue doliendo, son Héroes por su lucha, por su coraje, por su amor a la Patria”.

A 36 años de la gesta por la recuperación de las Islas Malvinas, la comunidad se congregó para recordar a los que lucharon con valor y patriotismo en defensa de nuestra soberanía. En la ceremonia se rindió homenaje a los protagonistas, los veteranos Daniel Acosta, Adolfo Daniel Aguerrido, Mario Aguirre, Daniel Belmar, José Pedro Bustamante, Julio César Calvo, Roberto Campagna, Aldo Carnelutto, Ramón Carreras, Miguel Ángel Cuel, Ricardo Daniel Echeverría, José Luis Endara, Raúl Alberto Escobar, Sixto Humberto Garay, Miguel Gélvez, Ángel Daniel Hueche, Nelson Huircapan, Mario Sergio Kalbitzky, Carlos Kholer, Humberto Luis Lepe, José Luis Marinho, Ermes René Massari, Carlos Melo, Mario Miatello, José Luis Micciulli, Omar Edgardo Molina, José Luis Montecinos, César Montoya, Héctor César Neira, Oscar Micheli Ortega, Juan Ricardo Oyarzo, Mario Ismael Rain, Juan Antonio Retamal, Higinio Rocco, Miguel Reyes, Julio César Rosales, Hugo Sanabria, Juan Saturnino Sañico, José César Segundo, Ramón Néstor Urquiza, Hugo Oscar Utrera, Gerardo Germán Vázquez, Elido Videla, Héctor Raúl Zúñiga, familiares de los fallecidos Bernardino Aguirre, Julio César Arrendazi, Enrique Legrand, José Bernardino Ortega, Roque Roldán, Rafael Luzardo Barrios, Mario Lucas Radonich y Simón Antieco.

“AMANECIENDO EN DISTINTAS CIUDADES, LLENOS DE INSOMNIO Y TAMBIÉN DE SUEÑOS POR CUMPLIR”
Luego del Himno Nacional Argentino, entonado a viva voz por los presentes, se escuchó la palabra de Valeria, hija del veterano de Guerra Roberto “Cachito” Campagna, veterano madrynense que fue a Malvinas formando parte del Regimiento de Infantería 25 de la localidad de Sarmiento:” Hoy debemos homenajear: A los 649 héroes que descansan en el Cementerio de Darwin o en la garganta profunda de las aguas del Atlántico Sud; a sus viudas, madres, padres e hijos que padecen el frio de la ausencia irremediable; a los que lograron sobrevivir a semejantes circunstancias y están entre nosotros, amaneciendo en distintas ciudades, llenos de insomnios y también de sueños por cumplir; a los heridos y mutilados, en cuerpo y alma que aún hoy sufren las nefastas consecuencias de esta guerra; a los que desbordó el espanto y terminaron suicidándose; a las mujeres que han sabido ser sostén de muchos de estos hombres y a los ciudadanos civiles por su comprometida solidaridad en el regreso y hoy acompañando este acto”.
También hizo un apartado especial: “Con el permiso de los aquí presentes quisiera dedicarle unas palabras a mi padre. Querido viejo: A pesar de tu dolor, has sabido remontar cada obstáculo en esta vida. Me has dejado los mejores valores y enseñanzas. Gracias por brindarme tanto año y no haberte aferrado al frío de Malvinas. Sos mi padre, mi héroe, mi guía, mi ejemplo…mi orgullo”.

SASTRE: “EL TIEMPO CURA HERIDAS PERO NO LOGRA CERRARLAS DEL TODO”
Al momento de su discurso, Ricardo Sastre refirió: “Todavía se puede respirar por las calles de Madryn aquel gesto de toda una comunidad que nunca les dio la espalda a los héroes de la guerra. Aquel 19 de junio, el día que para todos los argentinos “Madryn se quedó sin pan” se mantiene vivo en el recuerdo de nuestra gente que lejos de querer ocultar a quienes regresaban de una oscura guerra, los hicieron más visibles que nunca extendiéndoles una mano, dándoles quizá lo único que tenían”.
Seguidamente, apuntó: “Ellos lo merecían. Aunque después durante largos años una oprobiosa campaña hizo que en lugar de las manos, les dieran la espalda. Nadie comprende aún porque durante tantos años esos chicos que se hicieron grandes por pelear hasta el final para defender nuestra bandera fueron condenados a un destierro inmerecido, a un condenable olvido. Afortunadamente y aunque tal vez un poco tarde, la ciudadanía entera entendió quiénes eran, qué hicieron y por qué había que no solo que colmarlos de honores sino también de amor y de agradecimiento”.
“Se dice siempre que el tiempo cura las heridas. Habrá que saber si en este caso, el tiempo logra pasar para poder hacer el duelo necesario. Es muy difícil medirlo y entenderlo. Habría que estar en la piel de madres, padres, esposas, hijos que se quedaron sin esas centenares sonrisas, sin sus abrazos, sin su cotidiano mensaje de vida. El tiempo cura heridas pero no logra cerrarlas del todo. Esas heridas de la guerra permanecen desde hace 36 años. Quería hoy recordar sobre todo a aquellos que murieron tanto durante como después de la guerra porque esa guerra se libró primero en los vientos helados de las islas pero después para muchos continuaron en su andar por la vida con angustias y pesares que no pudieron contener y entonces optaron por iniciar el último viaje”.
“Quiero llegar con mi mensaje –sostuvo el Intendente- de hoy a todas las familias de quienes no volvieron. A ellos debemos entregarle diariamente el amor que necesitan para poder aliviar un poco el dolor de sus almas. Tenemos que estar cerca, más cerca cada día para que ese tiempo que pasa sirva para que alcancen siquiera un mínimo de resignación ante la pérdida de quienes amaban. Y decirles a ustedes excombatienes. A ustedes y a los que están en todas partes del país que ese mismo tiempo no nos alcanzará nunca para expresarles cuanto le debemos: Por su lucha, por su coraje, por su amor a la patria. Por saber entender todo lo que no hemos hecho para remediar injusticias.
Finalmente Sastre sostuvo: “ustedes han ganado otra cosa: han ganado la gloria, el respeto y sobre todo el reconocimiento de todo un país que ahora sabe y se dio cuenta lo que dejaron en ese lugar que queda tan lejos pero que está tan cerca cuando late en nuestros corazones. Las Malvinas son argentinas. Hoy flamea en ella una bandera invasora. Pero estamos seguros que ese mismo tiempo que no pasa para ahogar la tristeza hará las cosas bien. Y con una lucha distinta, sin vida perdidas ni derramamiento de sangre nos devolverá lo que nos pertenece. Lo que fue, es y será nuestro. Para siempre. Por todos los tiempos.

POR LOS 649 HÉROES
El Jefe Comunal y los veteranos se trasladaron hacia el mástil, donde colocaron la enseña patria a media asta en recuerdo de los 649 héroes de la nación. Luego, al pie del monumento, dejaron una ofrenda floral. Posteriormente, se realizó un minuto de silencio compartiendo el recuerdo constante de quienes perdieron la vida en cumplimiento del deber. Efectivos de Infantería de la Policía de la Provincia del Chubut efectuaron disparos de salva en honor a los caídos pertenecientes al Ejército Argentino, a la Armada Argentina, a la Fuerza Aérea Argentina, a la Prefectura Naval Argentina, Gendarmería Nacional y personal civil.
Es importante destacar el trabajo realizado por alumnos y docentes de la Escuela N°703 Politécnica que junto a la Municipalidad reiluminaron el Monumento que le rinde homenaje en nuestra ciudad a los Veteranos de Guerra y los Caídos en Malvinas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: