#Ahora

LAS LISTAS DE DIEGO CORREA ¿Sobresueldos gastos corrupción o Mexicaneadas?

Detrás de un sinfín de capturas de pantallas, fotocopias de escritorio y cadenas en Whatsapp, si están las verdaderas listas de lo que sería la contabilidad detallada, no solo de los hechos de corrupción, sino de todo el movimiento de dinero que habría realizado el principal acusado de liderar una banda dedicada a la corrupción. Llamado por el Código de Fondo como asociación ilícita. Denominado por la gente con muchísimos adjetivos.

Desde que se informó por parte del Ministerio Público Fiscal la existencia de una detallada contabilidad por parte de los acusados en uno de los casos de corrupción más grandes de la historia de Chubut, mucho se dijo, algo se insinuó, aparecieron listas más parecidas a una contraoperación que a una contabilidad y los rumores llegaron hasta la gente que en definitiva, con su derecho asistido pide nombres, cifras y hasta asocia el caso Diego Correa con el escalonamiento de sueldos. Todos, absolutamente todos tienen derecho a opinar desde su conocimiento o su información.

¿Que hay dentro de estas listas que serían la contabilidad completa y que incluye los hechos de corrupción? De todo. Con el fin de no lastimar nombres o apellidos de personas que aparecen en estas fotocopias y planillas, EfeCincoNoticias intentó comunicarse con algunos de los involucrados y estas son las conclusiones:

Existe un detalle casi obsesivo por hacer figurar cada movimiento de dinero, es por eso que en una misma planilla se pueden observar desde gastos mínimos, pago de tv por cable, internet, empanadas, cenas, marcos de anteojos, remedios, hasta pagos de sumas muy importante de dinero a Funcionarios, actuales y anteriores, con mas o menos poder.

¿Qué dicen los funcionarios? Acá está lo mas interesante. Porque ninguno de los consultados desacreditó la existencia de esa contabilidad. Por eso, la primera conclusión es que existía y se conocía. A quienes preguntamos, expresaron razones tales como “Eso no es cierto, no se porque mi nombre está ahí”, “Jamás recibí un solo peso de Diego Correa”, pero luego de estas primeras paredes con las que sabíamos que nos encontraríamos, empezaron a aparecer aparentes verdades como habría “recibido dinero de Diego, pero no la cifra que aparece ahí, el número es mucho más grande que el que me habría entregado”, “Una vez habría llegado un sobre pero nunca lo abrí y lo devolví”.

A esta altura del partido, el lector quiere conocer nombres. La respuesta, si es que somos responsables, es simple: No se puede publicar el nombre o apellido de una persona y hacerla sospechosa de una horda de gente enojada, por el solo hecho de estar en una lista escrita por el cabecilla de una banda acusada de asociación ilícita y de intentar blanquear sumas millonarias robadas al Estado. El delito es muy grave y la justicia está trabajando. Porque en definitiva la fuente primaria de la información no sería otro que Diego Correa y los datos que están en las planillas serían los colocados por la contabilidad del hasta ahora máximo acusado de delito de fraude al Estado. ¿Entonces, cuanto de verdad tienen las listas, aunque sean verdaderas? Y aparece el término Mexicaneada.

Cruzado este punto, no es menor atender también a quienes están en las planillas pero desde ya afirman que “esto es una mexicaneada de Diego Correa porque no puede ser que figuren tantas personas y que todos hoy no estén citados por la justicia”. “Vos mirá, -dijo uno de los entrevistados- no puedo ponerme a discutir con cada uno en las redes sociales y explicarles la situación. Nunca vi un mango, era guita en negro o gastos de la administración, pero jamás recibí nada. Creo que es toda una puesta en escena, no te digo de todos los nombres, pero hay algunos que los pusieron porque son conocidos y así justificaban que se quedaban con la guita”. Otro de los entrevistados por EfeCincoNoticias buscó un detalle y le llamó la atención “como puede ser que si entraban diez palos, se gastaban diez palos justos, o si entraban dos, se gastaban dos justos, está claro que es una contabilidad con parte real y con otra parte puesta para ajustar los números.

La corrupción, no puede existir solamente por el hecho de haber un político corrupto, o una gestión corrupta. Para la existencia de la corrupción también asisten particulares, empresarios, privados, prestadores, proveedores, vendedores, servicios, empresas. Sería inocente creer que solo los siete acusados son los responsables de que al gobierno le falten cientos de millones de pesos. Sería políticamente inocente imaginar que solo eran funcionarios públicos. Sería profesionalmente inocente suponer que no llegarán más detenciones.

Lo incorrecto es meter a todos en la misma bolsa y salir con cuentas de redes sociales a bajar línea hacia una sociedad que necesita y desea respeto y verdad. Porque fue esa sociedad la lastimada. Y no solamente lastimada por el hecho de que falten cientos de millones de pesos y que con ese dinero se financiaban vidas de lujo y emprendimientos inmobiliarios. La sociedad fue lastimada desde el primer día cuando no se hizo lo que se prometió para llegar al Poder.

Dejemos trabajar a la justicia, que aparentemente lo está haciendo bien. Los tiempos de la Justicia, no son la de los medios o las redes sociales. Confiemos, esta vez, que antes de una primicia, un nombre o un dato sin fuente, esté la verdad y se haga justicia. Para que esos bienes robados vuelvan al Estado.

Así las cosas, las listas existen. Aparentemente son la contabilidad minuciosa de quien quería tener cada gasto anotado. Entre todos esos datos, habría sobre sueldos, pagos en negro, gastos de una vida de lujo y mexicaneadas. Cómo creerle hoy a Diego Correa, quien sería el autor de las listas, si es también el posible autor de uno de los hechos de corrupción más importantes e indignántes en Chubut. Bueno, Que lo diga la Justicia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: