#Ahora

Lucas Matthysse: “Ganando se me abren las puertas del cielo a futuro, pero ahora pienso en esta pelea”

El boxeador argentino Lucas Matthysse (39-4-0, 34 KO) aseguró ayer que desea “retirar a Manny Pacquiao (59-7-2, 38 KO)”, a quien enfrentará el 14 de julio en Kuala Lumpur, Malasia, por el título welter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

“Ojalá pueda retirar a Manny Pacquiao, vamos preparados para eso, preparados para ganar”, sostuvo el chubutense, de 35 años en relación a su experimentado rival, que continúa vigente con 39 años y ostenta el mérito de haber sido campeón mundial en ocho categorías.

Matthysse es consciente de los riesgos de enfrentar a un púgil de la talla del asiático pero a la vez sabe que de obtener un buen resultado se le abrirán las puertas para medirse nuevamente con Danny García, el número uno del mundo en su división, y con quien cayó en una polémica decisión de los jueces hace cinco años.

“Sé que ganando se me abren las puertas del cielo a futuro, pero ahora pienso en esta pelea. O pierdo todo o gano todo, es así. Yo soy campeón del mundo y él quiere mi cinturón; él me eligió y yo soy el que doy el OK para hacer la pelea”, señaló el boxeador en conferencia de prensa en el sindicato Unión de Trabajadores Gastronómicos y Hoteleros de la República Argentina (Utghra) que es su principal sponsor.

Al respecto, su manager, Mario Arano, expresó: “Lucas quería pelear con los mejores, Pacquiao y Danny García, está preparado física y mentalmente para enfrentar a un rival así”.

Además, Arano contó que fueron arduas las negociaciones para concretar el enfrentamiento que se dará en un estadio cerrado para 13 mil personas y no al aire libre como pretendían los agentes del filipino.

Consultado sobre cómo imagina el combate “La Máquina” confió: “Imagino partes de la pelea, me gusta que sea peleador como yo, hay que estar atento y preparado, sé que mis manos en esta categoría se sienten más”.

Matthysse, que se hizo de la corona welter este año después de vencer al tailandés Tewa Kiram en Los Ángeles, se despreocupó por la localía que tendrá Pacquiao y la posible influencia de los jueces, pese a que Arano adelantó que entre ellos habrá un latino, muy posiblemente sudamericano.

“No pienso en las tarjetas sino en noquear”, se mostró confiado el argentino.

Ante un eventual triunfo, Matthysse afirmó que le gustaría defender el título en el país pero Arano fue claro y expresó: “Es difícil con 17 de sus últimas 18 peleas fuera del país y la economía argentina no da para traer combates de esta envergadura”.

Relajado y más suelto de lo habitual, Matthysse se permitió bromear respecto de la candidatura presidencial de su futuro rival y aseguró entre risas: “Si gano me postulo yo”.

Por otra parte, al inicio de la presentación un grupo de Veteranos de Malvinas le entregó a Lucas una bandera de las islas, que el púgil las lleva tatuadas en su espalda, para que lo acompañe en su travesía por el sudeste asiático.

El combate es comparado por los especialistas con otras peleas protagonizadas por argentinos como Luis Angel Firpo ante Jack Dempsey en 1923, Oscar Bonavena y Muhammad en 1970 y Marcos “Chino” Maidana versus Floyd Mayweather en 2014.

Luego de esta presentación en Argentina, Matthysse viajará mañana a Los Angeles (Estados Unidos) y desde allí partirá rumbo a Asia, donde lo espera Pacquiao, para efectuar una gira promocional del combate que incluirá visitas por Beijing, Macao, Tokio y Hong Kong, tras lo cual se instalará en Indio, California, junto al preparador Joel Díaz y su equipo de entrenamiento.

La pelea se disputará el 14 de julio para Argentina, ya 15 en Filipinas, por lo que será el mismo fin de semana que la final del Mundial de Rusia 2018, por eso Matthysse concluyó: “Ojalá podamos traer los dos triunfos para Argentina”.

Fuente: elpatagonico.com

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: