#Ahora

Fabricantes de indumentaria y calzado advierten que peligran 500.000 puestos de trabajo

Reclaman al Gobierno medidas concretas para ambas industrias como reducción de las tarifas eléctricas, moratoria impositiva, reducción de costos laborales, elevación de los reintegros a la exportación. También piden una reunión con el Gobierno y la convocatoria de las mesas sectoriales.

Con fuertes reclamos al Gobierno, empresarios de la industria textil y del cuero advierten que el “complejo” escenario para ambos sectores hace peligrar la continuidad de 500.000 puestos de trabajo de manera inmediata. Fabricantes y comerciantes advierten que la crisis del nivel de actividad se explica por factores negativos que “resultaron ser una mezcla explosiva para la actividad industrial de nuestros entramados productivos”.

Sostienen que ambas industrias atraviesan por una profunda retracción de la demanda debida al deterioro del poder adquisitivo de la población; una persistente presión de las importaciones que provoca pérdida de participación sobre el reducido mercado local y una fuga de consumidoreshacia mercados externos como consecuencia de un persistente proceso de emisión de turismo de residentes.

“El impacto de estas fuerzas se expresa en la disminución del nivel de actividad que ha provocado recortes en las horas trabajadas, suspensiones y despidos de puestos de trabajo hasta el cierre de líneas de producción y de fábricas”, explican los empresarios de ambos sectores en una declaración conjunta dada a conocer durante esta jornada. En ese marzo, reclaman al Gobierno una serie de medidas específicas para ambas cadenas de valor como una “Ley de Promoción de las Manufacturas del Cuero y Afines”; políticas
específicas que permitan aumentar el empleo y la producción a través de apoyo estatal y de instituciones adecuadas para estudiar nuevos productos.

También solicitan trabajar en el diseño del calzado, con identidad argentina pero siguiendo las tendencias mundiales; política de promoción de exportaciones y de incentivo a las empresas con el objetivo de que puedan competir a nivel internacionalaumento de los reintegros y financiamiento para pre-exportaciones. El documento, que lleva el apoyo de una decena de cámaras empresarias y asociaciones gremiales de las industrias textil y del calzado, agrega un anexo denominado “Agenda de acciones y lineamientos de políticas públicas a implementar” que detalla más reclamos hacia las autoridades nacionales:

a) Elaboración del proyecto de ley para el fortalecimiento y mejora de la competitividad de la cadena de valor textil- indumentaria y del calzado.

b) Adelanto del Mínimo No Imponible a las Contribuciones Patronales que fue pautado por la Reforma Tributaria recién para 2022. La propuesta consiste en aplicar la totalidad del la recaudación ($12.000 millones) en julio próximo para reducir los costos laborales no salariales y mejorar la competitividad del sector.

c) Elevación de los reintegros a la exportación para dinamizar las ventas externas del sector que hoy cuenta con dificultades para competir, en buena medida por la fuerte presión tributaria. Proponen elevarlos al 8,5% para hilados, 10,5% para tejidos, 12,5% para confecciones y 12% para calzado.

Fuente: iprofesional.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: