#Ahora

OPINIÓN | «EN EL CONCEJO DELIBERANTE DE TRELEW SE DESVIRTÚA LA DEMOCRACIA»

La decisión de la Concejal Susana Gallegos de abandonar un Bloque para representar a otro partido, vuelve a poner en análisis la responsabilidad de los legisladores a la hora de cumplir con lo dicho para ocupar una banca que le fue otorgada por la participación en el partido que ganó la misma. Entonces ¿las bancas son personales o partidarias? Si son personales ¿por qué se conforman listas desde los partidos? Si son partidarias ¿por qué se permite que otro partido tome poder sobre la misma? Si se ausenta la persona que se fue de un Bloque y asume su suplente ¿a qué partido debe responder, al que consiguió la banca o al que eligió la legisladora? Lo que queda claro, es como este tipo de decisiones desvirtúan la democracia.

El Estado en su conformación define la forma de gobierno, ajustada a derecho para regular la vida de los individuos en sociedad. Es así como desde la base legal de la Argentina -que es la Constitución- se determina que los habitantes gobiernan a través de sus representantes. Así el Poder es tripartito, entre el Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Esto en un Estado federal, se replica en el ámbito Nacional, Provincial y Municipal. Cada Poder es independiente y existen herramientas de control entre los mismos.

Pero ¿Cómo se llega a ser representante de la sociedad? Cada arista de los Poderes tiene su normativa, en el Poder Legislativo, es mediante la conformación de listas, presentadas por los partidos políticos. Porque son estos últimos los que tienen la potestad para presentarse a elecciones. Son la estructura primaria de participación ciudadana. Cuando una persona llega a un cargo público lo hace mediante el poder conseguido por el partido político vencedor y en el Poder Legislativo, también ingresan aquellos partidos que consiguieron un porcentual de votos necesarios para acceder a una banca. Pero, siguen siendo los partidos políticos los que habilitan a las personas para ocupar los cargos, como titulares o suplentes.

Las decisiones si bien son individuales, necesitan del consenso de lo que se denomina Bloque y los bloques tienen representación en las Comisiones donde se desarrollan los temas a tratar en las sesiones. El trabajo en Comisión es el más importante que tiene el Concejo Deliberante, como todo Poder Legislativo.

En los últimos días ocurrió una situación, que hasta se ha tornado habitual en los Legislativos del País, abusando -de una manera muy típica de chicana argentina, donde lo que no esta prohibido por Ley está permitido-. En particular nos referimos a la decisión de un legislador que decide abandonar un Bloque, por el cual llegó a ocupar una banca para hacer una tarea por separado. Así sucede en el Concejo Deliberante de Trelew, donde la Concejal Susana Gallegos, quien llegó a la banca por la oportunidad que le brindó el partido oficialista, decide conformar un bloque personal otorgándole la banca a otro partido.

La decisión de la Concejal no mide las consecuencias legales que puede tener esta decisión en otorgarle una banca a un partido que no fue elegido por la sociedad. Es decir que su primer paso en contra de la democracia es ir de manera opuesta a la voluntad de la gente. Son los ciudadanos los que votan y deciden quienes serán sus representantes. Si la banca es personal o partidaria, es una discusión que tiene fundamentos de ambos lados dependiendo la necesidad que se tenga. Pero lo que llama aún mas la atención acá es que el bloque unipersonal será ahora dirigido por otro partido político, el cuál se presento a las elecciones y se atuvo a los resultados.

Susana Gallegos, elige darle su banca a un partido no elegido por los votantes y esa esa la primera aberración democrática donde el valor del voto del ciudadano es olvidado. Pero lo que no se mide, es la aberración mayor, a futuro, ya que si la edil debe ausentarse por las circunstancias que sea, y su banca debe ser ocupada por otra persona ¿quién ocupa esa banca? legalmente deberá ser el suplente inmediato de la Concejal. Es decir que la banca debe volver al partido que ganó la misma. O por la decisión de la concejal de entregarle esa banca a otro partido, deberá asumir un referente de ese partido. Esto último es imposible. Entonces, esta decisión, de cambiar de partido con una banca ya ganada, es un manoseo que no debe convertirse en costumbre. No puede ser que el pueblo exprese su voluntad en las elecciones, para que luego esas personas que fueron elegidas para representarlos, cambien de una manera tan abismal su forma de pensar y de representar. Porque si Gallegos, ya no piensa como lo hace el partido por el cual llegó, debe dar un paso al costado y dejar la banca a quien si mantenga la promesa electoral por la cual llegó. Si Susana Gallegos determina que tiene que representar a otro partido, con su banca, entonces que forme una lista de ese partido y que intente ganar nuevamente la banca con ese otro signo político, para así ser clara y transparente con la gente que votó esa banca.

Debería comenzar a pensarse en las organizaciones legales de los Poderes Legislativos, que hay que aclarar esta situación. Porque en definitiva, el desconocimiento legal, democrático y los intereses individuales terminan desvirtuando la forma de gobierno que tienen nuestra ciudades, nuestra Provincia y nuestro País. Al final de cuentas el voto del ciudadano es ninguneado por decisiones individuales.

Porque la decisión de Susana Gallego, ahora le otorga poder dentro del recinto del Concejo Deliberante a un partido que no lo tenia por elección de la gente. Ahora deberá responder a los intereses de ese partido. Y si, reiteramos, la Concejal se ausenta del recinto y asume su suplente, la banca vuelve al partido originario que logró ese lugar. Es decir, esta decisión de la edil, parece mas un circo legislativo, que la tarea de una persona que llegó a un cargo defendiendo las propuestas por las que logró el lugar. Y la banca va y viene, siendo tan importante ese lugar en la toma de decisión para el desarrollo de la convivencia social y ciudadana.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: