#Ahora

HAY 200 MIL AUTOS 0KM SIN VENDER EN EL PAÍS Y ES LA PEOR CRISIS DESDE 2005

El mercado automotor atraviesa por uno de los peores años de su historia, no solamente por los resultados en ventas y producción, sino por haber tenido que cambiar, en cuestión de meses, perspectivas que hablaban de patentamientos que llegarían a 1 millón de unidades a otro escenario donde, con suerte, se promediarán las 500.000 o 600.000.

Este cambio abrupto en las expectativas no hizo más que dejar a los concesionarios con un alto nivel de stock, a las terminales con un ritmo de producción demasiado elevado como para la cantidad de unidades a fabricar; y a las exportadoras con el único aliento de que Brasil se recupera, pero con una baja en sus ganancias por el cambio en las reglas de juego (quita en los reintegros y más retenciones).

En este contexto, el sector acumula hoy un total de 200.000 unidades en stock, que a un ritmo de venta de 40.000 autos por mes, como se espera que alcance marzo, alcanzaría para abastecer cinco meses a los concesionarios sin fabricar un auto.

De ahí que las grandes marcas están con suspensiones y programas de fabricación muy reducidos. Trataron hasta último momento de evitar la medida, pero en marzo, estallaron todas las terminales y no quedó opción.

Este mes, unas 7.000 personas tendrán jornadas más cortas o directamente no irán a sus trabajos. Son 1000 personas de PSA Peugeot; otras 2000 de Fiat, unas 900 de Honda, otras 900 de Iveco, unas 1000 de Honda y 2.500 de Renault. A estas se suman otros planes alternativas de trabajo en Volkswagen, Chevrolet y Ford.

Con este escenario, hay que remontarse al 2005 para dar con un nivel de producción automotriz tan bajo como el que las terminales productoras de autos vaticinan para este 2019.

En 2005, se fabricaron unos 320.000 autos. El año pasado fue de 466.000 y este año se espera una contracción del 10%, es decir, unos 420.000 autos. El pico de la historia reciente se dio en 2011, cuando se produjeron casi 830.000 unidades.

El problema que se suma para 2019 es que varias marcas dejaron de producir, o lo harán en breve, algunos modelos que eran “made in Argentina” y que aún no tienen reemplazo. Ellos son el Volkswagen Suran, Ford Focus, Renault Fluence; mientras que los Peugeot 308 y 408 se fabricarán únicamente para el mercado local, es decir, ya no se exportarán.

En cuanto a las ventas, la incertidumbre que existe en el mercado está provocando una caída más acentuada mes a mes, y tampoco permite que las proyecciones hacia delante mejoren.

Si bien algunas marcas retomaron la política de descuentos y bonificaciones que intentaban abandonar, y también ofrecen algún plan de financiación con tasas más bajas para ciertos modelos, la suba reciente del dólar vuelve a ponerlas en una encrucijada.

IPROFESIONAL.COM

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: