#Ahora

DEBUT A MEDIAS DE «PRECIOS ESENCIALES» CON FALTANTES EN GÓNDOLAS

La nueva canasta de precios «congelados» que el Gobierno bautizó como «Precios Esenciales» y que debería prolongarse por los próximos seis meses, arranca durante la jornada de este lunes de manera limitada.

De los 62 productos de primera necesidad que deberían encontrarse en las góndolas de las principales cadenas de supermercados que firmaron el acuerdo con el Gobierno solamente debutará alrededor del 70%.

Es decir, entre 40 y 45 de esos artículos serán ofrecidos a los consumidores en las góndolas de Walmart, Carrefour, Coto o Jumbo durante las primeras semanas de vigencia del programa.

Esto se debe a que todavía hay entre siete u ocho productos que se encuentran en producción y que, por los plazos de elaboración y distribución, recién llegarán a las cadenas a partir de mayo.

De manera adicional, hay otros 15 artículos que no formaban parte de los pedidos habituales de los hipermercados y que, por lo tanto, debieron negociar la compra con los productores, los que se comprometieron a entregarlos en los próximos días.

Esto significa que de esos 64 artículos del nuevo programa Precios Esenciales, cerca de 24 no estarán presentes todavía, quedando los otros 40 para ser ofrecidos a los consumidores con el inicio de esta semana.

De acuerdo a fuentes del sector, la oferta no será uniforme en todas las cadenas sino que dependerá de los convenios que ya lograron cerrar con sus proveedores en estos pocos días que transcurrieron desde que el Gobierno anuncio, el miércoles de la semana pasada, la puesta en marcha de un paquete de medidas para fomentar el consumo y mejorar el mal humor social que existe con la gestión del presidente Mauricio Macri.

El listado contiene artículos de primera necesidad como aceites, arroz, azúcar, fideos, harina, galletitas, leche y polenta. Pero también incluye mermeladas, obleas, cacao en polvo, jardinera, puré de tomate, yerba mate, harina, pan rallado, vino, agua mineral, cerveza, yogures y dulce de leche.

De hecho, los máximos ejecutivos de las mayores cadenas de supermercados también paron de la reunión de empresarios convocada por Macri para la mañana de este lunes. Y en ese encuentro trataron de explicarle al Jefe de Estado el mecanismo gradual que aplicarán para poder cumplir con el acuerdo de manera total desde el próximo mes de mayo.

Los CEOs de Walmart, Carrefour, Jumbo y Coto formarán parte de una amplia convocatoria organizada por la Jefatura de Gabinete y que incluye a los máximos referentes de las grandes empresas fabricantes que también forman parte del acuerdo.

Además de los ejecutivos supermercadistas, también concurrieron a la reunión con Macri, los titulares de Aceitera General Deheza (AGD), Arcor, Bunge, Café Cabrales, Dulcor, Establecimiento Las Marías, Gerula, Ledesma, Molinos Río de la Plata, Morixe, Pepsico, Adecoagro, Bodegas Norton, Cervecería Quilmes, Bagley, Alimentos Refrigerados, Mastellone, Prodba, y Willner.

La sede del mega encuentro fue la Casa Rosada, y junto con el Presidente, estuvo presente el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, mentor del acuerdo con estas 16 empresas que fabrican los 64 productos de primera necesidad que forman parte del programa Precios Esenciales, nombre adelantado por iProfesional en notas anteriores.

En la reunión, hubo tiempo para que los ejecutivos de las empresas productoras expliquen a Macri y Sica cómo asegurarán el abastecimiento de los artículos hasta diciembre, un costado considerado esencial y sensible por las autoridades para lograr el éxito del programa.

En el Gobierno no quieren que se repitan errores que se observan en el actual programa de Precios Cuidados, que abarca a 560 productos de los cuales en muchas ocasiones se denuncian faltantes que generan malestar entre los consumidores.

Con respecto a los artículos de Precios Esenciales la probable advertencia que sus fabricantes dejarán a Macri y Sica se vincula con la respuesta que tendrá la demanda. Es decir, qué grado de éxito tendrán estos artículos en las compras diarias en función al compromiso asumido de producción y abastecimiento.

En especial, porque se trata en su mayoría de artículos de segundas marcas con poco margen de rentabilidad para sus fabricantes, por lo cual no forman parte del mayor foco productivo de esas empresas.

«Estamos dispuestos a abastecer lo que la demanda pida porque ese es el compromiso que tomamos con las autoridades», aseguraron a iProfesional en una de las empresas que firmó el acuerdo de precios congelados.

Por su parte, los directivos de los supermercados llevarán a la reunión las estrategias que usarán para ubicar los artículos de Precios Esenciales en las góndolas y los formatos que usarán para publicitar los precios de manera que los clientes puedan compararlos con el listado ya anticipado por el Gobierno la semana pasada.

Desde las cadenas anticiparon a iProfesional que la señalización será adecuada para que no haya dudas con respecto a los costos de los productos y que forman parte del nuevo programa. Además de los carteles que habrá en las góndolas, los clientes podrán ver el listado en las puertas de acceso y en la zona de atención al cliente.

Los precios más baratos de cada artículo se encontrarán en la zona de Capital Federal, mientras que irán aumentando en la provincia de Buenos Aires y en las regiones Centro y Cuyo; Noroeste y Noreste y en la Patagonia.

Las diferencias podrán llegar hasta un 10% para el mismo producto según la zona de comercialización, tal como se desprende de la lista que el Gobierno ya dio a publicidad durante los días de Semana Santa.

En los supermercados aclaran también que los productos se colocarán en el mismo sitio que los etiquetados como Precios Cuidados pero que llevarán una señalización adicional para identificarlos como los que forman parte del acuerdo de Precios Esenciales.

Ocurre que el programa creado por el kirchnerismo y mantenido por Cambiemos finaliza el próximo 14 de mayo, aunque seguramente será extendido nuevamente durante otros cuatro meses para que las empresas proveedoras y los supermercados complementen su oferta de artículos de primera necesidad a valores «sugeridos» por el Gobierno junto con sus propias promociones, ofertas y descuentos.

En este sentido, desde las cadenas advierten que sus estrategias de comercialización serán mantenidas, aunque admitieron que aquellos artículos que formen parte de Precios Esenciales no tendrán lugar en las promos propias.

Frente a estas explicaciones y estrategias, las palabras de Macri estarán destinadas a resaltar el compromiso asumido por su gestión para intentar salir de la recesión, fortalecer el consumo y mejorar la percepción negativa que la sociedad tiene con su propia imagen.

También tratará de aclarar las dudas que los hombres de negocios tienen con el nuevo régimen de Lealtad Comercial con el que las autoridades pretenden evitar que los grandes jugadores del sector puedan cometer abuso de posición dominante u otras conductas monopólicas.

En las últimas horas se supo que el Gobierno desplegará una fuerza especial de funcionarios que se dedicarán de manera casi exclusiva a controlar el cumplimiento del plan en todo el país y que podrán aplicar multas que, en ciertos casos, podrían llegar a los $200 millones.

Esfuerzos orientados también a frenar la inflación que, sólo durante el primer trimestre del año, alcanzó un récord de 10,9% que preocupa a las autoridades que hasta ahora no lograron aplicar una fórmula exitosa para, al menos, poder controlarla.

De hecho, durante el anuncio del nuevo paquete de medidas que se completa con el congelamiento de tarifas, transporte y telefonía celular, además de créditos de la ANSeS, y venta de cortes de carne a valores «populares, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, admitió la necesidad de «ganarle la batalla a la inflación».

Es posible que el funcionario no esté presente en el encuentro de Macri con los empresarios para insistir sobre esta necesidad ya que tendrá su propia convocatoria a las 12 del mediodía cuando, en conferencia de prensa, haga referencia al Informe fiscal de marzo y al seguimiento de la meta fiscal del primer trimestre del año.

Dos compromisos asumidos con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que el Gobierno debe cumplir como parte del acuerdo de abastecimiento de dólares que firmó con el organismo internacional y con el cual, entre otros objetivos, también busca tranquilizar el dólar hasta fin de año.

De esta forma, el Gobierno arranca una semana clave para testear el impacto que las medidas que aplicará para bajar la inflación, mejorar el consumo y contener a la moneda norteamericana tendrán en la sociedad.

Más que nada sabiendo que la campaña electoral está cada vez más cerca y que, hasta ahora, no favorece las aspiraciones reeleccionistas de Macri, sino que más bien las aleja no importa quién sea el candidato de la oposición.

IPROFESIONAL.COM

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: