#Ahora

MADRE DESESPERADA, HIJOS CON DENUNCIA DE ABUSO Y LA JUSTICIA QUE NO RESPONDE

MIRÁ EL VIDEO | «La verdad es que es una pesadilla» fue lo primero que dijo Florencia, quien es Cordobesa y está en Trelew, un lugar donde encontró paz y para ella y sus hijos, hasta que desde la Justicia le ordenaron volver a Carlos Paz y entregar a sus niños a la misma familia que los menores acusan en una denuncia formal por abuso sexual. Esta es su historia:

«Estuve unos años en pareja con quien tuve mi primer hijo que hoy tiene 7 años y fue una relación muy conflictiva con maltratos psicológicos. Tuve un embarazo complicado con perdidas y reposo desde el segundo mes por eso fue muy delicada la situación en la que me sentía muy sola».

«Gracias a Dios cuento con el apoyo de mi familia que siempre han estado al lado de mis hijos y de mi, pero por situaciones tristes que viví al lado de esta persona, donde estuve en riesgo, cuando manejaba borracho, en contramano, a mucha velocidad y además exponía a mi primer hijo a otras situaciones de peligro por culpa de la bebida. A raíz de estas situaciones me separé y cuando el nene mayor tenía seis meses y luego decidí volver con él porque estaba enamorada, apostaba a la familia y también por mi hijo, entonces le di una oportunidad mas, pero era la última porque no quería que mi hijo creciera en un ambiente de discusiones y peleas. Durante un año estuvimos juntos y quedé nuevamente embarazada, de mi nene mas chico que hoy tiene cinco años. A los cuatro meses de ese embarazo, comencé nuevamente con perdidas y aparecieron los episodios de maltrato, de dejarme sola siempre, agresiones, discusiones y siempre presente la bebida, entonces fue el momento en el que decidí buscar una mejor vida para mis hijos y para mi, por eso me separé mientras estaba embarazada. Él ni siquiera fue al parto. Cuando crecieron un poco, pensé que era bueno para ellos que tuvieran contacto con el padre y por eso solicité un régimen comunicacional, con horarios y ordenado».

«Este régimen no se cumplía, dejaba a los nenes plantados, no llegaba, pero de todas formas los regímenes de visita siempre los pedí yo, para que no hiciera diferencia entre los nenes, y los visitara a ambos. Porque se llevaba al mas grande y con el mas chico no tenía ningún tipo de vínculo».

«Nunca me imaginé que íbamos a llegar a esta situación, con denuncias de abuso infantil, de violencia y de todo lo terrible que estoy viviendo en este momento».

ABUSO INFANTIL

«Surge a raíz de una nota que me envían desde el colegio donde estudiaba mi nene mayor, donde me informan que tenía comportamientos que no eran acordes a un nene de seis años con sus compañeros y que había estado en dirección donde me pidieron que tuviera una charla con mi hijo».

«Entonces en casa nos sentamos a hablar y el estaba muy nervioso, miraba para el piso, me pedía disculpas, tenía como miedo y angustia. Yo le insistí porque no era la primera vez que tenia este tipo de episodios, por eso le recordé lo sucedido años anteriores para ver si me contaba realmente lo que sucedía. Entonces el me confesó que vivía manoseado por parte de su papá. Comenzó a darme en detalle lo sucedido, contarme cosas que no voy a exponer».

«Por este motivo me dirigí al Colegio, para pedir información y la maestra me mostró dibujos donde se observaban síntomas de abuso. Ella escuchó conversaciones de mi hijo con otros compañeros, con términos que no eran de un niño, sino de adulto y esto también, a veces, es síntoma de abuso, como por ejemplo hacerse pis cuando está durmiendo, que tenga crisis de angustian, vómitos, muchas pesadillas y entonces desde el Colegio me pidieron que les cuente lo que me relató mi hijo y decidí contarlo. Desde la institución me informaron que con todo lo relatado, mas los dichos de mi hijo, tenía que realizar la denuncia porque sino el Colegio debía intervenir por el resguardo del menor».

«Obviamente dije que si, que iba a hacer la denuncia porque soy la primera en querer saber toda la verdad sobre lo sucedido. Por amor a mis hijos en abril del año pasado me tomaron la denuncia en Carlos Paz y me dieron una restricción de acercamiento hacía el padre de los dos niños que todavía está vigente y que también abarca a mi persona para que no se acerque. Al tiempo descubrí que mi hijo menor también tenía síntomas de abuso, por lo que también tuve que hacer la denuncia».

«Comenzó toda una situación penosa, por vínculos que el padre tiene con fiscales y el poder. Hasta mi abogado me abandonó y nadie quería tomar el caso, porque no querían ir en contra de él, pero yo explicaba que todo esto era favor de los nenes, no en contra de su padre. Finalmente conseguí abogados en Córdoba, lo que era muy complejo y costoso, pero al final encontré dos personas excelentes, como son mis abogados penalista y de familia, quienes me apoyaron y me ayudaron muchísimo, pero a pesar de todo el esfuerzo la Jueza Viviana Rodríguez ordenó la revinculación de los niños al padre, sin importarle la salud de ellos y ni siquiera la restricción de acercamiento que esta vigente. A esta decisión yo me opongo rotundamente, mi abogado estuvo una semana casi sin dormir, presentando escritos y recursos, para hacerla responsable a la Jueza de lo que le pueda sucederle a mis hijos, y finalmente la Jueza decide que no los va a revincular, pero fue toda una lucha durante el año pasado».

PERICIAS PSICOLÓGICAS A LA MADRE Y A LOS NIÑOS Y REFUGIO EN TRELEW

«Con esto empezaron las pericias psicológicas este año, que son mu desgastantes y terribles, yo terminé con un pico de stress, angustiada, cansada y desvelada, peor no puedo ni imaginar como terminaron mis hijos quienes fueron los que vivieron todo esto».

«Al terminar las pericias, me dieron 14 días de vacaciones en mi trabajo y mi familia que es de acá, pero estaban por una cuestión médica en Carlos Paz me invitan para venir a Trelew a la zona y poder despejar un poco, ya que también con los peritos de parte, los gastos de psicologos expertos en abuso infantil y los abogados no tenía ni un peso, por eso ellos me ofrecen su casa y estoy mas que agradecida con ellos».

«Cuando estuvimos acá ya empecé a ver a mis hijos mas distendidos, con menos miedo. El nene mas grande ya se animaba a salir a la calle, no tenia miedo de estas fuera de la casa. Allá, hacía 3 meses que nos salía ni a los cumpleaños. En cambio acá ya quería jugar a la pelota, empezó a practicar fútbol, no tenia problema de hacer terapia y me pidió que nos quedemos me dijo «mamá yo no quiero volver mas hasta que no tenga 30 años», entonces eso me conmovió mucho y me surgió una propuesta de trabajo acá en la zona y decidí quedarme para tener un mejor bienestar para los tres».

«Allá en casa ya no podía vivir, me entraron a robar, tuve situaciones amenazantes».

INVESTIGACIÓN SOBRE ABUSO DE MENORES

«Pasado el tiempo acá, surge una conversación con mis nenes y el mas grande me cuenta que habían otras personas involucradas, no solo estaba el padre sino que había gente del entorno familiar. Empezó a darme detalles, nombres como una lista, me dijo que había dinero de por medio, que lo dejaban como un paquete en una casa y luego lo retiraban».

«Obviamente me puse mal, me angustié, le pregunté porque no me lo había contado antes o por qué lo ocultaba y me dijo que el padre lo golpeaba y lo amenazaba para que no contara nada y lo tenía encerrado en el baño sin comer y hasta pasó dos días encerrado sin alimento. Todo esto esta declarado y denunciado por parte del nene».

«Para hacer todo correcto desde lo legal, acompañé con pruebas, todo e informé que acá surgió una posibilidad laboral y que mis hijos no quieren volver. Entonces como mamá el cuidado sigue estando a mi cargo y es el padre quien todavía tiene la restricción que le impuso la Justicia. Yo informé que me iba a comunicar que iba a acceder a un regimen comunicacional pero que nos íbamos a quedar acá con mis hijos».

«Hasta que tomé conocimiento de las acciones hechas por la familia de él, por eso fui a la Fiscalía para ampliar la denuncia y declarar los nombres que mis hijos me cuentan, al menos los que recuerdan. Pero de todas maneras, desde Córdoba presentan una cautelar para que lleve a los niños y me presente allá, en un plazo de tres días, sino iba a accionar la fuerza pública».

«Fue toda una lucha, fue terrible acá desde el Juzgado de Familia, todo lo que hicieron, no le dejaban ver el expediente a mi abogada quien se presentó y alcanzó a ver que se rechazaba el recurso presentado por ella y que se libraba un oficio hacia acá y se preocupó y me dijo que hable con el abogado de familia de acá porque no sabíamos que estaba pasando porque no se podía ver el expediente y que aparentemente estaba todo listo para sacarme a los nenes. Acá se presentó una medida cautelar pidiendo que los chicos sean escuchados, pero la Jueza de acá se negó a escucharlos, y se declaró incompetente. Pero mis abogados me explicaron que en estas situaciones, mas allá de las competencias, se debe priorizar el derecho del niño, que tiene y que posee para ser escuchado. La Jueza debería al menos haberlos escuchados».

«Mi hijo mas grande ha desarrollado una dureza enorme para expresarse y para enfrentar cámara Gesell y todo lo que conlleva una denuncia por abuso infantil».

«Hice las ampliaciones en Fiscalía y no se si lo vieron o no lo vieron y la cuestión es que acá en Trelew esta el abuelo paterno y el tío, a quienes tengo denunciados por los comentarios que me hizo mi hijo, donde uno de sus tíos sabía lo que estaba sucediendo, porque los escuchó hablar con el padre y también son parte de la denuncia de abuso por otras personas».

«Yo pedí protección para los niños porque me preocupa que ellos (abuelo y tío) estén ahora acá en Trelew y que la Jueza haya librado el oficio en 24 horas sin importarle que estas personas a las que pide se restituya a los menores, están dentro de la denuncia por abuso que surge de la declaración de mi hijo».

«Es terrible que una Jueza de Familia, no priorice al niño, que se quiera sacar el caso de encima declarándose incompetente, sino que además desde la Asesoría de Familia tampoco me quieren ayudar, nosotros les presentamos una copia del expediente, de las pruebas, para que vean el caso y no nos dieron bolilla y se declararon incompetentes. Los demás funcionarios de Familia no quieren atender, no les importa mis hijos y el empleado del ámbito penal tampoco me quiso atender y no pidió protección».

EL PEDIDO DESESPERADO

«Pedimos y apelamos que me escuchen, que pongan un abogado que escuchen y pongan una protección. Obviamente la causa penal va a seguir en Córdoba, porque los hechos se dieron en Córdoba, pero hoy mis hijos están acá en Trelew y se quieren quedar acá. Ellos han expresado cosas gravísimas, que no sabemos si tiene que ver con una red de pedofilia, no sabemos cuantas personas están involucradas en esto, imagínense lo que sería si se los llevan de vuelta, si me mandan de vuela a Córdoba, con las denuncias que están hechas… es una cosa que no se puede creer».

«En el Juzgado de Carlos Paz, hemos hecho denuncias institucionales a Derechos Humanos de la Nación y la Provincia, se acompaño un escrito con sello de la Nación y ya no se que mas hacer, fui a la Comisaría de la Mujer, Fui a Protección del Niño Niña y Adolescente, estuve en Asistencia a la Víctima, el lunes entrevistaron a mis hijos. Pidieron una entrevista mas y no dejan ni siquiera que terminen el informe, los revictimizan porque tienen que volver a contar todo. Estuvieron mas de dos horas declarando, pero para nada, porque después se declaran incompetentes. Pido que la Jueza recapacite, porque lo único que pido es que mis hijos estén bien y ellos suplican quedarse acá , ellos han sufrido mucho y tienen muchas secuelas por lo vivido. Imáginense si ellos son obligados a volver a eso, donde fueron abusados, maltratados y no les daban de comer. No voy a entrar en detalles, porque son terribles, y están todos expresados en las denuncias que están redactadas».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: