#Ahora

FACEBOOK Y MERCADO LIBRE PROYECTAN CREAR UN BANCO CENTRAL DIGITAL

Hace algunos años, Facebook se jactaba de su popularidad afirmando que era el tercer país más poblado del mundo. En la actualidad, podría decir que es el primero: cerca de 2.400 millones utilizan la red social, poco menos que la suma de la población de China y la India, que tienen más de 1.300 millones de habitantes cada uno.

También imitando a una nación, la empresa invitó a sus usuarios a votar sobre sus términos y condiciones de uso hace un lustro, en el marco de su proyecto de gobernanza.

Pero, sin dudas, su paso más audaz en este sendero fue anunciado en los últimos días: la creación de un «Banco Central», que acuñará dinero digital para convertirse en la moneda más utilizada en las compras y pagos digitales.

El proyecto se llama Libra y su dinero online, que no se guardará en monederos sino en celulares, llevará el mismo nombre. La empresa de Mark Zuckerberg no lo hará sola, sino que creó una poderosa organización que tiene como socios a «pesos pesados» de la economía digital, entre los que se destacan:

– Comercio electrónico: eBay y Farfetch

– Monedas virtuales: Coinbase y Xapo

– Medios de Pago: Visa y Mastercard

– Fintech: PayPal, Stripe, Kiva y Mercado Pago

– Servicios digitales: Uber, Lyft y Spotify

– Fondos de inversión: Andreesen Horowitz, Thrive Capital y Ribbit Capital

Libra funcionará bajo una blockchain, la tecnología detrás de Bitcoin y otras monedas virtuales. Se trata de una especie de libro contable inviolable en el que se va registrando un historial de todas las transacciones.

El éxito de estas divisas es que no tienen una autoridad central. El poder se distribuye entre los miles de nodos (computadoras de usuarios) repartidos en Internet, que son los encargados de autorizar las operaciones. No obstante, esto no se cumple en la iniciativa que lidera la red social.

«Libra no es descentralizada como Bitcoin. Los nodos que validan transacciones son las propias empresas que forman parte del consorcio, para lo cual pagaron u$s10 millones», subraya Marías Bari, CEO de Satoshi Tango, una casa de cambio de monedas virtuales.

En efecto, ese fue el precio de entrada al «banco central» de Facebook, pese a que ninguno de los miembros tendrá más de 1% de participación. Los montos aportados se convirtieron en tokens, el equivalente de las acciones en el mundo cripto: son activos que pueden cambiarse –en este caso– por Libras.

De esta forma, el modelo de esta nueva divisa encierra la figura de una autoridad monetaria en la que los miembros del consorcio serán sus directores. La estrategia es clara: dominar la circulación de dinero virtual y crear el «dólar» de Internet, gambeteando la regulación de los gobiernos y minando el rol de los bancos.

La iniciativa hace temblar a las autoridades de los países. Al punto que el parlamento estadounidense pidió que Facebook congele el proyecto «hasta que el Congreso y los reguladores puedan examinar el tema y tomar medidas».

Desde el Banco Central Europeo también advirtieron que la iniviativa deberá atarse a los requisitos de otros medios de pago. «Deberá cumplir con todas las condiciones regulatorias, tanto de confidencialidad como de blanqueo de capitales», advierte el vicepresidente de la entidad, Luis de Guindos.

Sin embargo, el plan ya está en marcha. Y tiene como finalidad algo más que llegar al 31% de la población mundial (1.700 millones de habitantes) que no está bancarizada.

Zuckerberg, banquero central
Libra será una especie de stable coin. Es decir, una moneda digital de cotización estable, ya que estará respaldada por activos reales: dólar, euro y bonos soberanos de diferentes naciones.

De esta manera, lo que se busca es evitar la fluctuación que experimentan otras divisas virtuales como el Bitcoin, que pasó de u$s20.000 en diciembre de 2017 a los casi u$s11.000 actuales, con acentuadas alzas y bajas en ese lapso.

«Es una suerte de convertibilidad de activos financieros de bancos centrales y será una manera de evitar la volatilidad», remarca a iProUP Federico Murrone, gerente de Operaciones (COO) de Xapo, una firma de divisas digitales creada por el argentino Wenceslao Casares (ex Patagon).

Así, el plan del consorcio liderado Facebook es llegar a ser el «Banco Central» de Internet. De hecho, las firmas participantes controlarán las transacciones dentro de lo que se llama la Libra Reserve, una palabra que rememora a la Reserva Federal de EE.UU.

«Aunque resulte paradójico, así se iniciaron los bancos centrales en el mundo. El de Inglaterra, por ejemplo, nació a partir de entidades privadas que se juntaban para definir cómo iba a emitirse dinero», señala a iProUP el economista Martín Kalos, director de la consultora EPyCA.

«La moneda no es de Facebook, sino que hay varios miembros fundadores, lo que le da una mayor soberanía. Además, está bien representada la industria, con los principales jugadores, lo que le dará una fuerte tracción inicial», remarca el COO de Xapo, empresa que también forma parte del consorcio Libra.

AMBITO.COM

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: