#Ahora

EL PRÓXIMO GOBIERNO RECIBIRÁ EL PAÍS CON 20 MIL MILLONES DE DÓLARES DE DÉFICIT

Sea quien sea el candidato que gane las elecciones presidenciales este año, deberá enfrentar una compleja coyuntura externa en 2020. Es que pese balance comercial positivo, roll over y los desembolsos del Fondo Monetario Internacionl (FMI) a la Argentina, el país tendrá un déficit de divisas de casi u$s20.000 millones.

Según las proyecciones del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO) la demanda de dólares producto de los vencimientos de deuda, la fuga de capitales y la remisión de utilidades, será de u$s41.819 millones, casi el doble que la oferta que será de u$s22.600 millones. La brecha, de u$s19.291 millones, representa un número similar al de las estimaciones privadas de las reservas netas actuales.

«El próximo gobierno tendrá una situación complicada en términos de necesidad de divisas. Considerando la información oficial, el próximo gobierno deberá enfrentar necesidades financieras por US$33.419 millones en su primer año. Son u$s8.720 millones de intereses por bonos, organismos internacionales y Letes. Además hay vencimientos de capital por u$s24.700 millones. El balance comercial y de servicios podría aportar u$s1.000 millones de superávit. Sin embargo, deberá hacerse frente a demandas de remisión de utilidades por u$s800 millones, fuga por u$s8.000 millones, en un escenario conservador, y salida de portafolio por u$s600 millones», detallaron desde CESO a BAE.

Por el lado de la oferta, el CESO calculó que «el FMI ingresará u$s4.900 millones, incluyendo el desembolso de diciembre del 2019, la refinanciación de Letes podría alcanzar los u$s9.900 millones, y los vencimientos intra-estado más la refinanciación de organismos internacionales se estiman en u$s7.800 millones». Mientras que del lado de la oferta, habrá «en este escenario conservador, el saldo de dólares para financiar será deficitario por u$s19.220 millones», concluyó el informe.

Con los mercados voluntarios de crédito cerrados, la otra gran complicación es la continuidad de las obligaciones de deuda. Cuando se supere el partido del 2020, el Gobierno de turno deberá enfrentar entre 2021 y 2023 obligaciones que trepan hasta u$s105.368 millones, entre vencimientos de capital e intereses.

IPROFESIONAL.COM

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: