#Ahora

EMBRUJO | PROPIEDADES POR 45 MILLONES

A precios actualizados, el total de los bienes inmobiliarios que había adquirido la asociación ilícita investigada en la causa “Embrujo”, asciende a casi 45 millones de pesos, si se tienen en cuenta los datos que a manera de testigo, aportó un tasador contratado por los investigadores.

Se trata de la casa de dos plantas y pileta de natación que había construido Diego Correa en Playa Unión, tres departamentos aledaños, terrenos en Lago Puelo, una chacra y dos terrenos en Trelew.

La casa que Correa había construido en la calle French de Playa Unión tiene 300 metros cuadrados, es de dos plantas, tres habitaciones, una en suite,  con pileta de natación y quincho. Tras ser allanada fue valuada a principios del año pasado, en 8.600.000 pesos.

El ingeniero Walter Kobak tiene una empresa constructora y es tasador inmobiliario. Realizó un trabajo de tasación de los bienes adquiridos por los integrantes de la asociación ilícita imputada en la causa “Embrujo”. Se trata de bienes a nombre de terceros o a nombre de las empresas creadas para, según creen los investigadores, “blanquear” los fondos públicos mal habidos.

El precio total de todos esos bienes inmobiliario a marzo del año pasado cuando se produjeron las detenciones, ascendía a 28.420.000 pesos. Según Kobak para actualizar ese monto, hay que aplicarle un incremento del 59%, si se tiene en cuenta la devaluación del peso en la Argentina.

El trabajo de Kobak fue cuestionado puntualmente por el defensor Fabián Gabalachis. El abogado,  además de defender a Diego Correa considerado el jefe de la asociación ilícita creada desde el poder que le daba estar al frente de la Unidad Gobernador, asiste a las hermanas Natalia y Giuliana Mc Leod, Sandro Figueroa y Darío Correa.

Tras un cuarto intermedio de más de una hora en el que los defensores y los fiscales acordaron el listado de testigos originalmente estipulados que no serán citados a exponer en el Juicio, el tribunal integrado por los jueces Alejandro Soñis, Ricardo Rolón y Marcela Pérez decidió pasar a un cuarto intermedio hasta mañana a las 8.30.

Se anticipó que mañana se escuchará el testimonio que brindó en la investigación el imputado Diego Luters, como parte de las pruebas de los fiscales, junto a las escuchas telefónicas de los aparatos intervenidos durante la investigación. Posteriormente se escucharán testigos de los defensores que no supera una decena de testimonios.    

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: